LEMA DEL CURSO 2020-2021

YO SOY DE CRISTO CRUCIFICADO… VÍVELO

El póster del curso 2020/21, habla por sí solo de vivir la alegría del carisma, desde los colores hasta la imagen en sí.

Está inspirado en los docentes y en todas las personas que estamos al frente de cualquier actividad congregacional.

Sigue resaltando la frase “YO SOY”, porque realmente soy con Él, en Él y para Él, con ese estilo propio que marca el Carisma de la Congregación. Cada uno de nosotros tiene el deber de educar y acompañar en la misión de extender el Reino de Dios. Enseñemos pues desde su belleza, su alegría y su perdón.

La expresión del rostro y el color en su conjunto inspiran paz, bienestar, sosiego, serenidad fruto de la experiencia que tiene la persona al encontrarse con Jesús en su interior.

El gesto de su mano acompaña estos sentimientos de vivencia desde el corazón.

El estampado del vestido recobra vida; significa la transformación interior que sale al exterior expresando alegría, belleza, energía, el misterio de la vida que nos une a Dios. La ternura de un amor verdadero que nos hace vivir en armonía y compartir la alegría de la vida con los demás, mostrando así a los que nos rodean cada día el camino de la Verdad y la Felicidad.

La autora del póster se ha inspirado en el libro de la vida de M. Amalia, “Desde el interior”.

Lema del nuevo curso escolar 2020-21 que será único e irrepetible, como único e irrepetible somos cada uno de nosotros.

Durante este curso continuamos con la pandemia con la cual tenemos que aprender a convivir con todas las precauciones posibles, por eso os invitamos a vivirlo como un desafío: ¡¡¡Vívelo!!!

Cuando nos quieren vender algo nos lo dicen con un slogan atractivo, como una gran aventura que tienes que atreverte a vivir y así por ejemplo nos bombardean: ¡Que no te lo cuenten! ¡Acércate, conócelo y vívelo con abundancia!

Quizás te parezca fácil y divertido compartirlo con todos los que te rodean, y te sientas feliz por esta oportunidad vivir todo lo que tienes por delante.

Seguramente este es el gran reto del curso: descubrir y experimentar lo maravilloso de esta Buena Noticia ¡Jesús vive!  Te invitamos a que pongas todo tu empeño en buscar y dejarte encontrar por Jesús vivo, porque Él es el gran maestro de la VIDA. No te lo pierdas, no renuncies a vivir intensamente este curso, empieza desde ya y no desaproveches ninguna oportunidad. Encuéntralo en las personas que te cuidan y te quieren, en la naturaleza, en el silencio, en las invitaciones y propuestas, en las clases, en las convivencias, en el “¡Buenos días!” de cada mañana…¿Es posible que alguien no quiera llenarse de vida, de su VIDA?

Esta es tu aventura, tu viaje día a día si te lo tomas en serio:

Vívelo cada día con entusiasmo, esperanza, generosidad y sin miedo. Sé Feliz.

Vívelo agradeciendo el momento presente, no desde el sofá ni desde una pantalla; sino disfrutando de las personas que tienes a tu lado, de la conversación y de la mirada que te regalan.

Vívelo prestando atención y cuidando la vida, especialmente la de cada una de las personas.

Vívelo ¡Porque Jesús vive y te quiere vivo/a!